4 sugerencias de seguridad para tu bodega en arriendo

Una bodega en arriendo normalmente se utiliza para resguardar objetos que no se necesitan con tanta frecuencia y por ende los arrendatarios no van muy seguido a ver sus cosas, ya que están seguros de tenerlas en buenas manos.

 

Sin embargo, un grupo de personas utilizan estas bodegas externas para fines comerciales, por ende acuden a ellas con regularidad, ya que tienen allí mercancía que suelen tener mucha rotación.

 

Cualquiera sea el caso, aquí les daremos 4 consejos a los arrendatarios para mantener segura su bodega externa.

 

Consejos de seguridad para tu bodega en arriendo

Lo más importante que se debe tener presente de una bodega en arriendo, es el lugar donde se arrendará, y no hablamos solo de la ubicación, sino de la empresa con la que harás dicho arriendo.

 

La empresa arrendadora debe proveer la seguridad y confianza de saber que tus cosas estarán a salvo de factores externos, pero además de eso, deben darte garantías mínimas de seguridad. Así que ten presente estas 4 recomendaciones por el bien de tus pertenencias.

 

1. Vigilancia 24 horas

La delincuencia no descansa, y aunque arriendes en un lugar relativamente seguro, tu bodega puede ser víctima de hurto. La escasez de vigilancia aumenta considerablemente el riesgo de que delincuentes entren a bodegas sin supervisión a robar, pero no solamente ellos, también algunos vándalos pueden entrar a ocasionar daños a la estructura y violentar bodegas.

 

Por esta razón es importante que tu bodega en arriendo cuente con servicio de seguridad y vigilancia las 24 horas del día.

 

2. No almacenes elementos inflamables o explosivos

Es muy importante que tengas en cuenta los objetos que guardarás en la bodega. Incluso algunas empresas arrendadoras tienen normas estrictas al respecto, así que asegúrate de conocerlas antes de hacer una mudanza para evitar inconvenientes.

 

Normalmente los elementos inflamables o explosivos como combustibles y fuegos pirotécnicos están prohibidos en algunas bodegas, pero aunque no lo estén, ten cuidado al almacenarlos, recuerda que pones en riesgo la integridad de la estructura, tus pertenencias y las de tus vecinos de bodega, incluso pueden peligrar vidas humanas.

 

3. No compartas tus llaves con todo el mundo

Trata de no darle tus llaves de acceso o copias a cualquier persona. Por mucha confianza que tengas a quienes te rodean, lo más seguro para ti y tus cosas, es que pocos tengan acceso a ellas. Más que un tema de confianza, es precaución, ya que ante un descuido dichas llaves pueden quedar en manos de terceros, quienes pueden copiarlas y acceder a tu bodega sin tantas complicaciones.

 

4. Mantén un registro de tus pertenencias 

Siempre que tú u otra persona haga un ingreso o extracción de un elemento de tu bodega, debería ser registrado en una libreta personal, así sabrás dónde está qué, y evitar extravíos o confusiones que puedan acarrear malos entendidos. Muchas bodegas llevan un registro interno, aún así, lo mejor es que cuides tus cosas de forma particular.

 

Te puede interesar: Arrendar bodegas en Santiago: 3 consideraciones a tener presente. (artículo por publicar)

Puedes leer: Bodegas: 5 materiales y objetos que no deberían almacenarse en ellas.

 

En Mr. Storage nos preocupamos por mantener la seguridad de nuestros inquilinos y sus pertenencias, por ello aplicamos las medidas necesarias para garantizar la tranquilidad de todos los arrendatarios y sus bodegas. Para más información contáctanos y con gusto te asesoraremos.