Bodegas: 5 materiales y objetos que no deberían almacenarse en ellas

Antes de arrendar una o varias bodegas, se debe tener presente qué objetos queremos resguardar y asegurarnos que el espacio escogido esté acorde a nuestras necesidades, para así evitar posibles inconvenientes de estructura y espacio. Pero más allá de ser un buen lugar para almacenar, debe contar con las condiciones mínimas necesarias para mantener nuestros objetos en buen estado.

 

La seguridad es otro aspecto a considerar, ya que existen algunos elementos con mayores posibilidades de ocasionar daños que otros, como lo pueden ser elementos inflamables, fuegos artificiales, entre otros.

 

¿Cuáles materiales y objetos no deberían almacenarse en bodegas?

Existen materiales y objetos que por su condición y/o composición deben resguardarse en lugares especiales, por ende, se deben buscar alternativas diferentes a una bodega común. Aquí te mencionaremos algunos de ellos y te diremos por qué las bodegas comunes no son la mejor opción, para que tomes tus precauciones antes de dar el siguiente paso.

 

1. Elementos inflamables y combustibles

Su composición química los hace especialmente vulnerables a explosiones e incendios, que amenacen la estructura y cualquier otro objeto que mantengas resguardado en el mismo espacio. Ante una eventualidad de esta magnitud no solo tú te verás afectado, sino también tus vecinos de bodega, y la integridad física de cualquier persona que se encuentre en el lugar y cercanías.

 

2. Fuegos pirotécnicos, pólvora u otros explosivos

Al igual que los productos inflamables y combustibles como el gas, hidrocarburos y derivados, los fuegos artificiales y demás explosivos pueden causar graves daños físicos a la estructura, y causar grandes incendios que afecten más que a los objetos materiales, a las personas que se encuentren en el entorno.

 

3. Productos perecederos

Evita en lo posible de almacenar productos perecederos a corto plazo como alimentos, que puedan generar hongo, moho, mal olor u otras problemáticas de higiene, a menos que tengas previsto rotarlos con frecuencia. Recuerda que algunos materiales descompuestos pueden atraer insectos y originar microorganismos que se propaguen a otros objetos almacenados.

 

4. Sustancias corrosivas

Algunos productos químicos pueden generar corrosión en metales, plásticos, madera y otros materiales. Por ende se recomienda evitar almacenar en bodegas comunes sustancias con propiedades alcalinas, ácidos fuertes, o los llamados metales alcalinos. Estos últimos son potencialmente reactivos a temperaturas y presión normal.

 

5. Gases y sustancias tóxicas

Es responsabilidad de cada quien mantener su bodega en buen estado, debido a que las empresas que arriendan estos espacios, respetan la privacidad de cada “inquilino”, y no entran a revisar las bodegas de sus clientes.

 

Además, teniendo en cuenta que muchas veces se complica hacer visitas frecuentes a la bodega debido a las exigencias de la vida cotidiana, lo más aconsejable es evitar a toda costa almacenar recipientes y equipos que contengan gases u otras sustancias tóxicas que puedan afectar la seguridad de la bodega y las adyacencias o la salud de los que frecuentan el lugar.

 

Te puede interesar: ¿Cómo embalar tus cosas antes de guardarlas?

 

Si quieres arrendar una bodega ten presente los términos y condiciones que implica esta operación, para así evitar posibles problemas e inconvenientes a futuro. Para saber con exactitud qué elementos puedes o no almacenar en Mr Storage contáctanos, y con gusto te asesoraremos.