¿Cómo embalar tus cosas antes de guardarlas?

¿Sabes por qué debemos embalar nuestras cosas? Antes de resguardar tus objetos en una bodega, debes asegurarte que se encuentran embaladas correctamente para así optimizar el espacio y asegurar que se conserven en buen estado, protegiendolas de agentes externos como la humedad, el polvo, insectos, entre otros.

 

En Mr. Storage queremos asegurarnos de mantener tus pertenencias en buen estado, por ello te daremos algunos consejos para que sepas cómo embalar tus cosas antes de resguardarlas.

 

7 Recomendaciones para embalar tus pertenencias antes de guardarlas

Si vas a guardar tus cosas por tiempo indefinido, lo mejor será protegerlas lo mejor posible de cualquier daño que puedan sufrir. Aunque la bodega que arriendes esté garantizada contra todo tipo de factores como incendios o humedad, tengamos en cuenta que los accidentes ocurren, y que nosotros mismos podemos ser la causa, por lo que la prevención nunca está de más.

 

Sigue estos consejos y mantén tus objetos en óptimas condiciones por el mayor tiempo posible.

 

1. Utiliza cajas resistentes y cinta adhesiva de calidad

Y comenzamos por hablar de las cajas y el scotch ya que es lo más utilizado para estos fines. Sin embargo, no basta con utilizar cualquier caja que consigas en la calle, asegúrate que sean resistentes. Algunas cajas son de mejor calidad que otra y proveen mayor resistencia a los embates del tiempo.

 

La cinta adhesiva o scotch también es importante que sean de buena calidad, y con suficiente adhesivo, ya que sellará la caja e impedirá el paso del polvo y otros agentes que puedan afectar el contenido de la misma o causar deterioro.

 

2. Emplea plástico de burbuja o papel periódico

A todos los objetos frágiles o más delicados de lo habitual, envuelvelos en plástico de burbuja o enróllalos con abundante papel periódico, e incluso telas, para que amortigüe una posible caída y evitar que se rompan con facilidad.

 

3. Utiliza papel o bolsas de plástico reciclado

Aunque no es un consejo muy sustentable, considerando que el plástico contamina nuestros mares, lo cierto es que podemos utilizar papel o bolsas plásticas recicladas para envolver y cubrir las cajas u otros objetos, logrando así un sello más hermético, protegiendo nuestras cosas ante una posible humedad.

 

4. Aprovecha el espacio al embalar

Organiza bien los objetos dentro de cada caja para aprovecharlas al máximo. Mientras más compacto, mejor. Además de ello, desarma aquellas cosas grandes que abarque mucho espacio, como muebles, estantes, equipos, maquinaria de ejercicio u otros, y embala cada componente con el merecido cuidado.

 

5. Utiliza bolsas y maletas

No todo tiene que ser guardado en cajas. Con el mismo objeto de aprovechar el espacio, se recomienda utilizar algunas bolsas y maletas para guardar zapatos, vestidos u otros textiles.

 

6. Electrodomésticos y otros equipos electrónicos

Antes de almacenar este tipo de equipos en cajas comunes, verifica si no has conservado los empaques originales, eso facilitaría su resguardo. Otro consejo es que documentes por medio de fotografías o escritos cómo están instaladas sus conexiones, para cuando quieras rearmarlos y usarlos.

 

7. Etiqueta y registra todo

Una vez que hayas embalado tus cosas, etiquetas las cajas indicando el contenido de cada una de ellas y anota en una libreta donde las has colocado, de modo que si necesitas algún objeto determinado, sepas dónde encontrarlo de forma rápida.

 

Te puede interesar: Bodegas: 5 materiales y objetos que no deberían almacenarse en ellas.

 

Sigue estas recomendaciones antes de almacenar tus objetos, para asegurar su conservación de manera adecuada y evitar posibles deterioros o extravíos.